Abogados de acoso laboral en Barcelona

En JDV te defendemos y no dejamos que vulneren tus derechos laborales

Como abogados de acoso laboral en Barcelona, en JDV Iuris & Consultants haremos todo lo posible por defender los derechos de nuestros clientes si hay visos de que estén viviendo una situación de mobbing. ¿En qué casos podemos hablar de acoso? Tiene que darse una vulneración de derechos fundamentales. Es decir, casos en los que el empleador, superior jerárquico u otro trabajador se comporte de tal modo que se vean menoscabados los derechos fundamentales del trabajador. Son comportamientos infundamentados y arbitrarios que hay que poner en conocimiento de la Justicia. Nosotros te acompañaremos en el proceso. 

Todo abogado de derecho laboral en Barcelona te recordará que han de cumplirse una serie de requisitos para poder hablar de acoso. Son varios los derechos que pueden verse lesionados. Por ejemplo a la dignidad, a la igualdad, a la integridad física y moral o al honor. Son en todo caso derechos fundamentales consagrados en la Constitución Española de 1978 y que, de verse lesionados, se pueden denunciar como un caso de mobbing. 

situaciones de acoso laboral
Contáctanos Gratis

    Preferencia reunión:

    Llámanos

    *La cita presencial o telemática tiene un coste de 50€. Esta cantidad será descontada del presupuesto en caso de contratar nuestros servicios.

    Un referente entre los abogados de acoso laboral en Barcelona

    Es esencial tener claros los requisitos que han de concurrir para poder hablar de acoso laboral. Nosotros estudiaremos a fondo el caso para comprobar si hay posibilidades de que un tribunal lo entienda como tal.  Hay que distinguir entre acoso laboral y situaciones de conflicto. Hay que tener siempre en cuenta la intencionalidad del acosador y ver si la conducta es continuada o puntual. Se ha de analizar con detenimiento tanto la personalidad del presunto acosador como la de la víctima.  Somos también expertos abogados en la Ley de Segunda Oportunidad en Barcelona. En estos casos nos remitimos al contenido de la Ley 25/2015, de 28 de julio de Segunda Oportunidad. Esta consagra un mecanismo para que las personas físicas con deudas puedan negociar nuevas condiciones con sus acreedores. En nuestro bufete podemos incluso lograr la exoneración total.